home ubicacion contactenos



Sensores De Choque (Sensor Shock)

Hasta aquí analizamos los sensores de puerta, uno de los sistemas de alarma más básicos. Actualmente, solo los paquetes más baratos de alarmas para vehículos confían en estos sensores como único sistema de protección. Los sistemas de alarma avanzados dependen, entre otras cosas, de los sensores de choque para disuadir a los ladrones.
La idea de un sensor de choque es bastante simple: si alguien golpea o mueve de manera violenta el vehículo, el sensor envía una señal al cerebro que indica la intensidad del movimiento. Dependiendo de la severidad del choque y cómo esté programado el cerebro, se activará una señal sonora simple de la sirena o bien el disparo completo.
Hay muchas maneras de construir un sensor de choque. El más simple es un contacto de metal largo flexible colocado apenas sobre otro contacto de metal: cuando se tocan, la corriente fluye entre ellos. Una sacudida substancial hará mover al contacto flexible de modo que toque el contacto de abajo, cerrando el circuito brevemente. El problema con este diseño es que todos los choques o vibraciones cierran el circuito de la misma manera. El cerebro no tiene ninguna manera de medir la intensidad de la sacudida, por lo que puede dar lugar a disparos de alarma falsos.
Los sensores mas avanzados envían diversas informaciones dependiendo de cuán severo sea el impacto. El sensor tiene solamente tres elementos importantes:
- Un contacto eléctrico central en una cubierta del cilindro.
- Varios contactos eléctricos más pequeños en el fondo de la cubierta.
- Una bola de metal que puede moverse libremente en la cubierta.
En cualquier posición de reclinación posible, la bola de metal está tocando el contacto eléctrico central y uno de los contactos eléctricos más pequeños. Esto cierra un circuito, enviando una corriente eléctrica al cerebro. Cada uno de los contactos pequeños está conectado al cerebro. De esta manera mantiene los circuitos separados y puede diferenciar la clase de agresión del impacto recibido.
Cuando se mueve el sensor, al golpearse o sacudirse, la bola se desplaza sobre la cubierta. En cuanto toca uno de los contactos eléctricos más pequeños, rompe la conexión de ese contacto particular y del contacto central. Esto abre el interruptor, indicando al cerebro que la bola se ha movido.
Si el sensor experimenta un choque más severo, la bola rueda una mayor distancia, pasando sobre los contactos eléctricos más pequeños antes de detenerse. Cuando sucede esto, el cerebro recibe brevemente explosiones de la corriente de todos los circuitos individuales. Basado en cuántas explosiones recibe y cuánto tiempo duran, el cerebro puede determinar la severidad del choque. Para los cambios muy pequeños, donde la bola rueda solamente de un contacto al inmediato siguiente, el cerebro no acciona el disparo. Para cambios levemente más grandes, por ejemplo una persona que mueve un vehículo estacionando otro, el cerebro puede dar una señal de peligro, lo que se conoce como pre-alarma: un toque de sirena o bien un flash de luces. Cuando la bola rueda una buena distancia, el cerebro debe accionar el disparo completo de la sirena.
En muchos sistemas de alarma modernos, los sensores de choque son los detectores primarios del hurto, pero se juntan generalmente con otros dispositivos.
Seguidamente veremos algunos otros tipos de sensores que indican al cerebro cuándo algo es incorrecto.


Sensores de choque

Modulo levanta cristales Simple

Modulo levanta cristales Completo

               CONSULTAS ON-LINE:
                              Autoradio Honorio |@ARHonorio |arhonorio@hotmail.com |arhonorio@gmail.com
Auto Radio Honorio - Av. Dr. Honorio Pueyrredón 2002 - (CEW1414) Buenos Aires - Argentina
autoradio@honorio.com.ar | tel.: +54-11-4582-5061 (líneas rotativas)
Horario: lunes a viernes de 8:30 a 18:30 hs | sábados de 8:30 a 14:30 hs.
Copyright © 2012 - Auto Radio Honorio - todos los derechos reservados